miércoles, 10 de diciembre de 2008

De cabeza


Sólo se que sería hermoso despertarme con tu babita en mi hombro.
Con los llantitos del bebé a pocos metros de mis oídos.

Besar sus patitas tan pequeñitas.

Esperarlo juntos.

Siempre juntos.

2 comentarios:

Piero dijo...

oh, felicidad"

luis dijo...

jos, la hacemos al bebito un lugar especiel en tu blog?...es que vi me estaba cerca a las moscas.
un besito.